Filosofía21

Una Historia de la Filosofía diferente

El curso Filosofía21, ofertado para el curso 2021-2022, consiste en una aproximación a los principales hitos de la historia del pensamiento desde las experiencias que motivaron la creación filosófica. Quien participa en el curso adquiere una visión global de la historia de la filosofía y, lo más importante, conceptos con los que comprender mejor la propia realidad y que permiten conectar nuestro presente con las respuestas filosóficas dadas en el pasado. De este modo, la filosofía se hace vida y presente y nos permite incorporarlo como un saber que orienta nuestras decisiones.

Te interesa si...

  • Buscas una formación diferente que te aporte visión humanista, capacidad reflexiva y conceptos para comprender el presente.
  • Quieres ampliar tu cultura a través de la filosofía e incorporar nuevas lecturas a tu bagaje cultural.
  • Disfrutas de la conversación argumentada con otros que comparten tus intereses.

Programa

¿Para qué podemos querer aprender filosofía? Nada mejor que sorprenderla allí donde nació en medio de la disputa cultural entre religión, poesía, teatro, política, educación y ciencia.

¿Seducir con verdades aparentes o persuadir con la verdad? La disputa entre socráticos y sofistas continua en nuestro presente y lo que está en lucha es la comprensión de nuestra vida social y política.

Necesitamos aprender a distinguir entre apariencia y realidad y a pensar el cambio con conceptos. Las escuelas de Platón y Aristóteles nos dejarán una herencia duradera.

¿Se puede vivir de espaldas a la muerte? ¿Se puede evitar el miedo que nos da la muerte? Aquellos sabios de tiempos alejandrinos y romanos nos pueden ayudar a dar alguna respuesta.

Que el cristianismo ha sido clave en la historia nadie lo duda, pero aquí se trata de entender su relación con la filosofía grecorromana y las religiones antiguas.

¿En qué consiste ser algo o alguien? ¿Nos define pertenecer a una categoría o nuestra singularidad no hay quien la domine? La vieja filosofía medieval inventó las herramientas conceptuales para responder.

¿Sabías que nuestra Salamanca fue una de las ciudades humanistas más importante? Y eso que tuvo que vérselas con un cristianismo en profundo cambio y en una Europa que se dividió por ello.

Un nuevo mundo emerge de las guerras de religión que asolan Europa y en ese mundo el yo se vuelve soberano y nos volvemos sujetos modernos. Descartes fue quien nos enseñó el método para  esta nueva subjetividad moderna pero no fue el único

La fuerza es una de las causas que dominan el universo, pero ¿también domina las emociones, las sociedades, los gobiernos, la historia? De Hobbes a Leibniz, de Spinoza a Hume se habrá de medir la fuerza de la Fuerza.

Ser un yo de verdad, en un mundo dominado por causas como la fuerza, no es tarea fácil: ¡que se lo digan a Kant! De su mano discutiremos cuánto de posible es pensar por sí mismo y los límites que la libertad encuentra para ello.

¿Qué es más decisivo? ¿Saber si existe la libertad o saber qué hacer con ella? Cuando la libertad se convierte en una fuerza motriz de la acción y la historia todo parece posible, hasta llegar al final de la historia a golpe de revolución. 

El descubrimiento de una vida arrolladora que no se somete a esencias, normas, mundos ideales y actos conscientes hace emerger preguntas de largo aliento sobre la cultura moderna: ¿qué nos mueve en la vida? ¿La modernidad no está aniquilando la vida?

¿Quién no busca el sentido a su vida y a sus palabras? Y no sabemos muy bien., ni siquiera, lo que significa el sentido. Wittgenstein quiso aprender a vivir en esta perplejidad sin dejarse engañar por los espejismos del lenguaje.

Simone de Beauvoir nos guía en la comprensión de la existencia y en cómo abordarla con autenticidad. ¿Será posible en una sociedad que impone modos de ser y existir?

Disueltos el yo, la conciencia y los grandes relatos podemos celebrar la gran fiesta de las diferencias y la alteridad, pero ¿cómo abordar al Otro, a todo Otro desde la diferencia? ¿Qué sociedad, qué política, qué mundo podremos construir ahora?

Quizá la filosofía se haya vuelto loca y ahora vive de proclamar el fin de todo. Incluso de sí misma. Pero, ¿estamos ante el final de la filosofía? ¿O quedan todavía algunas aventuras filosóficas por ser vividas?